Tecnología para Grandes Empresas
Fecha de Publicación: 24/06/2012, en Diario Clarín

Suplemento: iEco, Sección: In Company, Página: 14

 

No habría podido ser una empresa garaje ni aunque hubiera querido. Aunque su métier es tecnológico, Exisoft siempre tuvo en la mira a clientes grandes, y a los ejecutivos de compañías de esta envergadura hay que invitarlos a conocer las oficinas propias.

 

Edición Online iEco Clarín: No habría podido ser una empresa garaje ni aunque hubiera querido. Aunque su métier es tecnológico, Exisoft siempre tuvo en la mira a clientes grandes, y a los ejecutivos de compañías de esta envergadura hay que invitarlos a conocer las oficinas propias. El target no se eligió por capricho ni por ser quienes pueden pagar más, sino porque la integración de sistemas –que es lo que ofrece Exisoft– es un problema que no tienen las empresas chicas ni las medianas. “Cualquier empresa de cualquier industria tiene diferentes tipos de sistemas: uno contable, un facturador, etcétera”, indica Gonzalo Fernández Pazos, presidente de Exisoft. “Cada uno ‘habla’ diferentes lenguajes y, para que ‘dialoguen’, hay que integrarlos. No es tan simple como llevarlo todo a un sistema único”.

Fernández Pazos comenzó a trabajar en tecnologías de la integración en 1999, y hacia 2007 pensó en dar el salto emprendedor. “Me había manejado un poco de manera independiente, pero vi que la ubicación física era necesaria”, recuerda. “Me junté con quien sigue siendo mi socio, Saysekong Phabmixay (es hijo de laosianos), e invertimos unos $50.000, destinados casi exclusivamente a la instalación de una oficina”.

 

Tres balances Lo otro que necesitaban para mostrarles a los clientes potenciales eran balances, algo que, naturalmente, no tenían. “Te piden por lo menos tres, y que sean importantes. Así que nuestro primer desafío fue tratar de engordar nuestras cuentas”, explica Fernández Pazos. Y como la venta de servicios de integración es muy consultiva –los negocios se cierran a partir de los cinco a siete meses de iniciada la gestión–, al principio subsistieron con proyectos de desarrollo puro.Tanto, que inicialmente debieron vender su producto a través de otras empresas que les compraban los servicios. “El balance no dice quiénes son tus clientes, sólo habla de números. Por eso, el objetivo al principio fue venderles a estos partners y sumar facturación”, repasa. “Así logramos pasar al área de proveedores de las grandes empresas y, en paralelo, llegar a las licitaciones de empresas grandes. Participamos así en una de YPF, y luego de Telefónica y de Molinos”.

 

Distritos tecnológicos Para 2010 ya habían facturado $2,5 millones en la Argentina. El año anterior habían abierto una filial en Madrid para atender clientes allí y en Barcelona. “España es, a pesar de la crisis, el lugar donde tenemos los mejores ingresos: estarán en 350.000 euros anuales y llegó a 500.000”, indica Fernández Pazos. “Y el lugar donde tenemos menores costos es en San Luis, donde instalamos una software factory en el parque informático Las Puntas. Así que un muy buen negocio es hacer desarrollos en San Luis y venderlos en España”.

 

A principios de 2011, Exisoft acudió a una consultora para armar una estrategia comercial. Resultó en la definición de cuatro áreas de negocios: integración de sistemas, BPM ( business process management ), desarrollo de sistemas (en tecnología Java y Factory. Net) y business intelligence , en la cual representa a un producto español. La próxima novedad será la apertura de un edificio propio de 350 metros cuadrados en el Distrito Tecnológico de Buenos Aires, en Parque Patricios, a mediados del año próximo. Allí, sumarán 50 empleados nuevos, más los de sus oficinas actuales en el Microcentro porteño, que seguirán abiertas.

 
 
 
Ver nota original publicada en Clarín